Buenas noches!

Te pasas la vida esperando a que llegue ese momento en el que el tiempo se para y todo se congela, ese instante magnífico en el que sólo, única y exclusivamente existes tu y esa persona especial, la que de momento no tiene ni cara, ni nombre, ni altura…por no tener no tiene ni sexo.

El amor es libre y más si tu alma lo es también y cuando no sabes a quién amar y tu corazón está más perdido que un paleto en la capital, te encuentras con la estrella que te ilumina el camino,“¡OSTIAS COLEGA!” “¿Qué ha te ha pasado?” “¡PERO QUE COÑO!” No, no…damas y caballeros, coño no… simplemente la tortilla se ha dado la vuelta y ha pasado ha estar de quemada y seca a jugosita y apetitosa… Si, estoy comparando el amor de mi vida con un estúpida tortilla pero no os podéis imaginar como sienta comerse una buena tortilla cuando llevas toda la vida intentando dar la vuelta a la sartén. He aquí mi continuidad de la historia:

Fin de la semana, es domingo de madrugada y estoy con mi portátil sentada en el sofá, en la habitación contigua está Marco dormido como un lirón y eso que se acaba de acostar, es tarde y mañana le toca trabajar así que se levantará en dos horas y media…si se levanta. Vamos a mi fin de semana…

El jueves llamé a Marco a las 22.02 minutos y no me lo cogió, lo volví a intentar minutos después y tampoco, hasta que a la tercera (va la vencida) me lo cogió en plan “que quieres!…” a lo que contesté “saber si vas a salir ya o no.” “Si, ahora, que me he liado con un último cliente, ya voy. ¿Por?” “Porque te estoy esperando en la puerta” Su sonrisa fue espléndida…simplemente me apetecía darle una sorpresa y ver su cara de bobotonto sonriente, después de ir a cenar y charlar un rato nos despedimos porque él al día siguiente tenía que madrugar para ir a trabajar. Antes de irme a la cama me quedé bebiendo batido de fresa y viendo cuéntame.

El viernes por la mañana estuve (literalmente) perdiendo el tiempo, de aquí para allá de allá para acá…sin hacer nada, dando vueltas por casa. Salí a comer fuera y a las 16.30 quedé con Marco para vernos un rato ya que a las 18.00 yo cogía el tren rumbo a mi ciudad para ver el concierto; como siempre con él, besos, abrazos, sonrisas, mimos, cuidados… =) El concierto fue genial, además del reencuentro con viejos colegas y unas buenas cervezas por la ciudad, me fui a la cama a las 5.30 bastante reventada.

El sábado pasé la mañana durmiendo después quedé para comer fuera, en un restaurante italiano que está de muerte y a las 7.30 me cogí de vuelta el tren; al llegar a mi casa recogí un poco y me puse a ver el mítico partido Madrid-Barsa porque aunque no me gusta el fútbol (soy más de basket) son partidos que hay que ver…lo mítico es lo mítico (y también se suma el que no tenía nada mejor que hacer) 😉 A las 24.00 salía Marco de currar y después de venirse abajo todos los planes de fiesta que teníamos nos quedamos en casa disfrutando de nosotros dos, de una cena exquisita (al paladar, no exquisita de pijoterismo), de intensos sentimientos y de impresionantes besos. Y sí, he dicho nos quedamos en CASA… Sí, sí… C.A.S.A… Estamos oficialmente viviendo juntos; él necesitaba un nuevo sitio donde alojarse, mi casa está vacía y los dos queremos disfrutar de nosotros mismos en conjunto, así que…era la mejor opción.

El domingo…supuestamente íbamos a ir de tiendas por la mañana pero nos dormimos, aparte de entretenernos entre las sábanas…cuando salimos de casa eran las 14.00, aun así fuimos de “tiendas”; se probó un polo color añil a rallas negras con un pantalón vaquero muy claro algo ancho que le quedaba de muerte, la lástima era el precio…pero mereció la pena el entrar al probador; a pesar de no comprarnos nada salvo dos gorros tan extraños como nosotros lo pasamos bien, terminamos comiendo en un wok and walk a las 17.00 de la tarde. Luego tenía ensayo, estuvimos haciendo tiempo: un smothie, besos, dar vueltas, besos, helado, abrazos…después, ya tarde, de vuelta para casa (con muchos más besos).

¿Normal, no? Bien…vamos a dejarnos de tanto pastelito y vamos a empezar con las tortillas…siento este empalagosismo “absurdo” pero cuando el “amor” adentra bajo los ríos rojos y llega hasta la patata caliente, la tortilla cuaja y todo sabe mejor!!

Marco se va a hacer un tatuaje con mi nombre. ¡BOOM! Mi nombre colega, ¡Que eso es para toda la vida! “Que no, que en un momento dado, llegada la hecatombe nuclear, se podría borrar!” Esa fue su respuesta, una y otra vez durante los días que lo hemos hablado, más no puedo hacer y menos negar que me hace ilusión, es genial que alguien me quiera tanto como para hacer ese tipo de locuras… ¿Sabéis? Con Lucas hasta planeó-amos el nombre de nuestros hijos, como iba a ser la casa…yo me lo tomaba bastante a coña porque era bastante surrealista pero creo que él si se lo llegó a tomar en serio; bien, Marco y yo, yo y Marco…hoy estábamos paseando y no sé porqué ha pasado una embarazada y me ha dado un no se qué al corazón, él lo ha entendido perfectamente y la conversación ha terminado por salir a lo largo del día hasta las últimas palabras justo antes de quedarse dormido, ya con los ojos cerrados y entre susurros:

– “Laila

– “¿Si?

– “Quiero que seas la madre de mi hijo.

-“Te quiero…

Mi corazón latía a mil por hora, nunca había conseguido nadie acelerarle tanto y menos en un día tantas veces…Tres meses…Tres meses y me ha cambiado la vida, es mi complemento ideal: el ketchup junto al arroz, el café con un poquito de canela, la pizza con coca-cola… Realmente me he visto con él para toda la vida, ha sido sobretodo cuando caminábamos por el rastro ( sí, sí…vivo en Madrid ¡MUHAHAHA! ) de la mano y sonrientes, viendo los pequeños trajecitos hippies e ilusionándonos porque sería maravilloso “disfrazar” a un-a pequeño-a terremoto… Hoy he sentido realmente, me he dado cuenta de que realmente es verdad, que me he enamorado como nunca antes, que ha conseguido suplantar a señorito Javi, que ha calado muy mu hondo. Compartir y disfrutar en conjunto, compartir sueños, compartir una vida, compartir un hijo y la posibilidad de aportarle lo mejor de ambos, es mi complemento ideal, la mejor salsa para mi vida.

Me gusta arriesgar, me gusta vivir y llevar las cosas lejos, lo más que pueda, subir la temperatura a lo más caliente hasta el límite pero sin quemarse. El que no arriesga no gana pero ahora siento lo mucho que puedo perder; llevo tiempo con un proyecto entre manos, algo de lo que no he hablado aquí por miedo a que se divulgase pues es algo…diferente y especial…un grupo de teatro nada corriente, aparte está Marco, mi nueva vida en esta gran ciudad, mis pequeños-grandes sueños…poco a poco o como dice mi padre: “Todo llega Laila, todo llega…Tiempo al tiempo y no le pidas peras al olmo.

Gracias por leer!

L.B.

Anuncios
comentarios
  1. ASD dice:

    Se me borró un comentario a la entrada anterior pero acabo de leer lo que yo te iba a decir en una respuesta que le has dado a Daniloy asi que me alegro de que estes viviendo un gran momento…

    Sigue disfrutando y creo que hasta se de donde eres 😛 jejejeje

    Empieza por A ???jejeje

    Saludos!!!

  2. danilo dice:

    sin ser “pesimista”, que pasaria si todo esto acaba y saliera mal? porque nose, creo que querer demaciado es acabar sufriendo demaciado… no vas demaciado rapido? es decir quizas te dejes llevar demaciado… (y no quiero que salga nada mal ni tirar para atras nada pero veo poco tiempo y mucho amor)

    • lailabeans dice:

      Si, lo sé Danilo, pero el que no arriesga no gana y no quiero dejar la vida pasar…si ahora siento lo que siento pues tendré que disfrutarlo, ¿no? Quizás me deje llevar pero eso no es malo, solo quiero disfrutar y ser feliz, ¿Y quién no? Sé que es poco tiempo pero los sentimientos mandan esta vez… Sólo el tiempo nos dará palabras.

      Gracias por leer y comentar!

      L.B.

      • danilo dice:

        siempre que escribes se nota que escribes con el corazon, parece una chica genial y espero que te salga todo muy bien, gracias por el blog esta genial

  3. SohoGirl dice:

    ¡jajaja! Paladar exquisito el tuyo… Ketchup y arroz!!!! Jajaja

Anímate y comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s