Día 31 de Diciembre

Publicado: 29/01/2011 en Locura, Pensamientos

Buenas noches!

Por fin estaba en casa! Confundida, decepcionada conmigo misma, triste pero al mismo tiempo plenamente feliz. Era la hora de comer y aun así lo primero que hice fue meterme en la cama e intentar no pensar, cuando me despertase ya me encargaría de poner todo en su lugar, además me esperaba una “estupendísima” cena en casa de mi padre.

Venía de la habitación del hotel donde estaba Marco, de pasar un día 30 inolvidable sin hacer nada del otro mundo, habíamos quedado para que me enseñase un relato en el que había estado trabajando y así le daba su opinión; quedé con él justo después de comer para así aprovechar la tarde por el centro después de ir a su casa (casa se entiende como la habitación de hotel que usaba igual que si fuese su casa) , pero al final no salimos de allí, se me pasó el tiempo volando entre risas y sonrisas, escuchando música, bebiendo y fumando mientras estábamos tirados encima de esa suave alfombra negra. Mi estómago no dejaba de rugir y me propuso pedir comida china para cenar y de postre…terminamos en su cama. Hasta aquí muy bien, si yo no estuviese saliendo con Lucas. En ese momento no pensé nada, sólo me sentía a gusto y estaba muy bien allí, la verdad es que nunca había puesto los cuernos a nadie, esa era la primera vez; aun así no pensé en Lucas ni una sola vez en todo el día desde que vi a Marco. A la mañana siguiente, después de desayunar un café solo caliente con algo de bollería pedido al servicio de habitaciones y de unos cuantos arrumacos, me fui; nos despedimos con un beso, me dijo que si me volvería a ver antes de irse y le dije que sí, que me llamase… era “El principio del fin”.

La relación con Lucas estaba acabada; llevábamos 10 meses saliendo y cada día discutíamos más y también estaba la distancia de por medio, a mi no me gustaba ir a su ciudad y él no podía venir a la mía por falta de dinero (aunque tampoco movía un dedo por conseguir algo y poder venir a verme), así que siempre era yo la que iba y al final terminábamos discutiendo por ello. De todas formas pensaba ir allí y hablar de la situación porque aunque yo ya había tomado la decisión de dejarlo quería saber su opinión y hablar a la cara, lo que no esperaba es que apareciese Marco para hacer que todo se convirtiese en una locura.

Cuando me desperté el día 31 era hora de ducharme, vestirme y salir pitando hacia casa de mi padre si no quería encontrarme con las caras largas de “es nochevieja y otra vez más llegas tarde” (otro de mis defectos: la puntualidad). Así que eso hice, me duché y me vestí a toda prisa (con mi tanga y sujetador rojos por supuesto), me puse unas medias negras, el vestido y los estupendos zapatos de tacón que me había comprado especialmente para ese día (un vestido estilo años 60 de color predominante el negro con escote de palabra de honor y una caída con algo de vuelo, unos zapatos Oxford negros con mucho tacón (quizás demasiado)), algo de maquillaje, perfume y lista. Salí corriendo para el metro. (Oh! ¿metro? pista! Hay pocas ciudades que tengan metro…)

Llegué a casa de mi padre, un chalet bastante grande pero sin demasiados lujos dónde viven el…y mi supuesta madrastra con sus tres perfectos y endemoniados hijos (dos niñas y un niño), mis queridos y apreciados hermanastros (noto cierto aire de ironía…). Llegaba solo 15 minutos tarde así que no me caería mucha bronca. Mi sorpresa fue al ver abrir a Lucía (la querida mujer de mi padre) como siempre sale a recibirme él dado que no nos solemos ver mucho…siempre está ocupado con el trabajo y si no siendo un gran padre de familia (al menos con sus otros hijos); ¿el motivo? Mi padre está terminando de hacer la cena porque ella no sabe cocinar (menuda madre de familia). Empezamos a cenar y todo fue mas o menos bien, excepto por las patadas de Guillermo dirigidas a mi espinilla..

Nos tomamos las uvas (este año no dejé ni una!) y me dice mi padre “mi vida, nos han invitado los vecinos a tomar una copa, volveremos pronto, ¿te quedarás con tus hermanos un par de horas?” Agradable, ¿verdad?… Al ponerle mala cara me dijo que volverían a las dos, que me pagaría y que luego me acercaba al centro; mirado desde ese punto de vista estaba bien y viendo que los niños estaban ya muertos de cansancio y que me ahorraría el pastón del taxi para volver acondicioné la tarifa de niñera y acepté. Envié un sms a unas cuantas personas, el típico de “feliz año espero que todos tus deseos se cumplan” entre esas personas estaba Marco, aunque añadí algún beso más, no obtuve respuesta (al menos ese día 31 principio del 1).

Metí a los niños a la cama y decidí conectarme con uno de los portátiles, así por lo menos mataría el tiempo; Lucas estaba conectado al Tuenti, esa noche no saldría porque todos sus amigos iban de cotillón y él no tenía dinero. Empezamos a hablar y le conté lo de Marco, se llevó una gran decepción porque creía que yo no sería capaz de hacerle eso, aun así me perdonó…y acto seguido le dejé, le dije que quería saber su opinión y que había estado esperando para poder ir allí y hablar las cosas a la cara pero que la decisión estaba tomada y que además Marco me había hecho sentir cosas que nunca había sentido con nadie. Seguimos hablando sin más de cosas sin importancia hasta que llegó mi padre a las 2 en punto (eso no me lo dejó en los genes), le dije que me tenía que ir, que lo sentía mucho pero que era por nuestro bien, que yo quería que avanzase y fuese feliz, el como respuesta me escribió “te quiero”, sin saber que responderle me desconecté.

Próximo día, próximo capítulo…

Agradecer los comentarios, me encanta leerles porque así se que os parece, he recibido uno negativo (no publicado) donde me dice que deja de leerme por ser extremadamente vulgar..no estoy de acuerdo con eso, y aun así, si no te gusta es así de simple, no me leas, ¿no? De todas formas espero que sea de vuestro agrado.

Hasta mañana

L.B.

Anuncios
comentarios
  1. nandu90210 dice:

    pobre lucas…….. pero así es la vida una linda historia

  2. Silvia dice:

    La historia engancha, pero hay alguna incongruencia (¿casa de Marco o habitación de hotel?). Aún así, me gusta.
    Un saludo

  3. nose dice:

    Acabo de descubrir tu blog porque alguien lo aconsejo en como conocí a vuestra madre(que por cierto ha acabado sin decir quien es su madre)en fin. . . ¿porque has dejado de escribir? queremos saber como sigues (k) 😀

  4. Emma dice:

    Yo he descubierto esta página por casualidad, y me ha enganchado. Ha sido leerla, y desear que ya fuera mañana para poder saber cómo continúa. A mí también me gustaría escribir una historia, pero supongo que no será tan interesante como tu vida. XD Por favor, no abandones nunca la historia o no podré vivir con la intriga. JeJe Un Beso =)

  5. Creo que soy la primera en comentar este post =) bueno decirte que tu historia esta muy interesante y que mañana me volvere a pasar por aki. Saludos iRle! http://elrincondeirle.blogspot.com

  6. Z dice:

    Lo de Lucas está que ardeeeee!

    Y para gustos los colores…. yo te animo a que sigas 😀

Anímate y comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s